jueves, 7 de diciembre de 2017

Cuidado con el cansancio espiritual.
Introducción: El reino de las tinieblas siempre está buscando la manera de estorbar el caminar de los hijos de Dios, pero en Cristo tenemos la autoridad y el poder para avanzar y ver el poder del Señor  nuestro favor. Es muy importante mantener y cuidar nuestra vida de comunión con Dios, pues es allí donde somos renovados y fortalecidos, allí recibimos del Espíritu Santo la revelación y estrategias para avanzar en victoria…   






Sermón: Cuidado con el cansancio o agotamiento espiritual.


El desgaste es una estrategia de las tinieblas, 2 Samuel 21:15-16

“… Y David se cansó, e Isbi-benob, uno de los descendientes de los gigantes, cuya lanza pesaba trescientos siclos de bronce, y quien estaba ceñido con una espada nueva, trató de matar a David”.

Comentario 1: En éste caso David enfrenta otro gigante llamado Isbi-benob, su lanza pesaba trescientos siclos, y tenía una espada nueva. Es interesante que según 1 Samuel 17:7 la lanza de Goliat pesara 600 siclos, es decir el doble de la lanza de Isbi-benob. Podemos pensar: Sí David venció al que tenía la espada más grande (el doble del peso) pues fácilmente derrotaría a éste siguiente gigante.

El versículo dieciséis nos dice que éste gigante estaba prevaleciendo sobre David y por eso trato de matarlo, de hecho tuvo que venir uno de sus soldados, Abisai, a ayudarle.

Comentario 2: Podemos ver una figura o símbolo cuando la Biblia nos dice que éste gigante vino con “una espada nueva” ya que la espada indica batalla, al ser nueva podemos decir que el enemigo buscó una nueva estrategia contra David, aunque su lanza sólo pesaba la mitad de la lanza de Goliat, éste gigante utilizó el desgaste, el cansancio o agotamiento contra David, y estaba dando resultado.


(Nota especial: Hemos publicado nuestro nuevo libro “40 Devocionales cristianos”. Contiene 40 mensajes compuestos por un pasaje de la Biblia, un análisis y comentarios del mismo, una conclusión final y además una breve oración al terminar. Aquí encontrarás espacios de encuentro personal con Dios, y de reflexión en Su poderosa palabra que transforma, restaura y sana el corazón humano. Puedes verlo aquí en: Devocionales cristianos. Tomo 4: Reflexiones cristianas - Predicas escritas (Spanish Edition)    


Comentario 3: El nombre de éste gigante Isbi-benob tiene un significado particular:

a) Respiración.
b) Que toma cautivo o preso.
c) Mi casa es Nob.     

Su arma es el cansancio y el desánimo. Procura impedir y controlar el descanso de los hijos de Dios, y de todo aquel que le sirve. David se agotó en la batalla y estuvo a punto de morir. El enemigo busca cortar el oxígeno (respiración) del soldado de Cristo, ahogarlo con el activismo, con la multitud de preocupaciones y con la falta de perdón, para que la vida espiritual y la comunión con Dios poco a poco mueran.

Cuando el cristiano se debilita no puede luchar igual, su fortaleza espiritual decae, se hace vulnerable al enemigo y débil a las tentaciones, y puede terminar siendo derrotado y por tanto es hecho cautivo del enemigo.

El significado tercero de Isbi-benob es “Mi casa es Nob” y Nob fue una ciudad sacerdotal, su nombre significa “profecía”, entonces éste gigante procura mediante el agotamiento impedir que la profecía del Señor, es decir los planes de Dios y su palabra se cumplan. Genera agotamiento y desánimo para que el cristiano renuncie, y abandone el propósito del Señor en su vida.

Conclusión: Dios es nuestra fuerza y en tiempos difíciles es nuestro refugio. Ante el cansancio debemos acudir a su presencia para ser renovados y recibir de él la dirección y el consejo para perseverar. En él siempre tendremos victoria.      (Escrito por pastor Gonzalo Sanabria).


Te invitamos a leer el sermón: "PERSEVERA TU MILAGRO ESTÁ CERCA".  

.
We are a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for us to earn fees by linking to Amazon.com and affiliated sites.
“Estudios y sermones.com Gonzalo Sanabria participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a https://www.amazon.com/        

domingo, 3 de diciembre de 2017

Libres para seguir y servir a Dios.
Introducción: La Biblia nos enseña que había un endemoniado gadareno quien vivía en los sepulcros, rompía las cadenas con que lo ataban y se hacía daño con las piedras, pero un día vino a Jesús y el Señor lo liberó, aquel hombre fue comisionado por el Maestro para llevar las buenas nuevas a Decápolis (Confederación de diez ciudades griegas) labor que hizo con pasión y prontitud. Dios nos hace libres para seguir su camino y servirle con amor y diligencia… 





Sermón: Libres para seguir y servir a Dios.


¿Cuál fue la estrategia del faraón para impedir la libertad de los israelitas? Éxodo 1:11.      

“Entonces pusieron sobre los israelitas comisarios de tributos que los molestasen con sus cargas; y edificaron para faraón las ciudades de almacenaje, Pitón y Ramesés”.

El versículo once podemos separarlo en dos partes y allí veremos dos facetas diferentes que usó faraón para impedir la libertad de Israel: primero los comisarios, y segundo la edificación de Pitón y Ramesés.

a) Respecto a los comisarios de tributos nos dice la Biblia que “molestaban con sus cargas” a los hebreos. La palabra comisarios quiere decir jefes, capitanes, y “de tributos” nos dice que los hebreos debían pagar un impuesto mediante mano de obra, tenían que cumplir con una cifra y estos hombres los molestaban (afligir, debilitar, quebrantar, deprimir) con sus cargas o duras tareas. 

Hablamos de aquellas cosas que utiliza el enemigo (angustias, preocupaciones, ansiedad, etc) para entristecer o deprimir al hijo de Dios, cosas que producen debilidad y quebrantamiento en el cristiano, y que pueden entonces llevarlo a desmayar y renunciar, o simplemente a su estancamiento y así también se estanca el plan divino.       

b) En cuanto a la edificación de las ciudades de Pitón y Ramesés, podemos ver aquí una figura de aquellas ocupaciones en exceso, negocios múltiples, y activismo en abundancia, factores que minan o socavan nuestra vida de comunión con Dios. Recordemos que Jesús dijo:

“Marta, Marta, veo que afanada y turbada estás con muchos quehaceres, pero una cosa es necesaria y María ha escogido la buen parte”. María estaba sentada a los pies de Jesús escuchando su palabra.

Los nombres de las ciudades son significativos aquí, pues la palabra “Pitón” (ciudad consagrada al dios Atum egipcio) significa: bocado, persuasión; y Ramesés fue la ciudad en honor al faraón Ramsés. Entonces hablamos del poder persuasivo de las tinieblas para distraer al cristiano para que edifique lo que no es el reino de Dios. Para que se distraiga y no avance en el plan del Señor.  

Más bien debemos mantener presente lo que el Señor Jesús dijo: “Buscad primero el reino de Dios y su justicia, y las demás cosas vendrán por añadidura”. No permitamos que las añadiduras se conviertan en un obstáculo para buscar primero el reino de Dios.

Conclusión: El Señor quiere bendecir a su pueblo, él desea traer sobre cada uno de sus hijos plena libertad, y multitud de bendiciones, pero es necesario no distraernos del objetivo divino, por eso la Biblia nos dice: “Puestos los ojos en Jesucristo”. Avancemos por el poder de Dios y por el discernimiento que viene de su Espíritu.             (Escrito por pastor Gonzalo Sanabria). 





Te invitamos a leer el sermón: "DIOS NOS DA LA VICTORIA SOBRE TODO PROBLEMA" 

.  

jueves, 30 de noviembre de 2017

La luz de Dios debe iluminar nuestro camino.
Introducción: Algunas veces por la tentación o por estrategias del enemigo el cristiano toma el camino equivocado, y ante la ausencia de la luz de Dios el creyente tropieza y el dolor es cosecha de su camino. Las tinieblas siempre pagan mal, y por eso Dios nos alienta para seguir su camino, Cristo es la luz verdadera y quien lo sigue no tropezará, más bien las bendiciones le seguirán…

lunes, 27 de noviembre de 2017

Sigue el consejo de Dios y te irá bien.
Introducción: Jesús y la Biblia nos enseñan que debemos pedir conforme a todas nuestras necesidades. Con frecuencia vamos a Dios con largas listas de peticiones, pero es necesario también adorar al Señor, leer su poderosa palabra, hacer silencio en su presencia y escuchar, y por supuesto también preguntarle ¿Señor, qué deseas que yo haga?...  

Entonces no sólo debemos ir a Dios para pedirle, sino también para decirle estoy dispuesto a hacer tu voluntad. Y así hacer y amar lo que Dios quiere.
       




Sermón: Sigue el consejo de Dios y te irá bien.

El rey Ezequías tomó un día la decisión de seguir el camino del Señor, excelente decisión que le generó un excelente reinado, 2 Crónicas 29:1-2

“Comenzó a reinar Ezequías siendo de edad de veinticinco años, y reinó veintinueve años en Jerusalén. El nombre de su madrea fue Abías, hija de Zacarías. E hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que había hecho David su padre”.

El rey Ezequías fue uno de los reyes piadosos de Judá. La Escritura nos dice que él hizo lo recto delante de Dios, conforme a todas las cosas que había hecho David su padre. La expresión “David su padre” nos indica que el rey David fue su antepasado, no realmente su padre. Fue el rey Acaz el padre de Ezequías en realidad.      

Su padre el rey Acaz, no fue un hombre temeroso de Dios, más bien adoró a los baales, les hizo altares, y promovió su culto: 2 Crónicas 28:1-3 “De veinte años era Acaz cuando comenzó a reinar… más no hizo lo recto ante los ojos de Jehová… hizo imágenes fundidas a los baales… hizo pasar a sus hijos por fuego, conforme a los abominaciones de los cananeos”.

Además el rey Acaz canceló el culto a Dios y cerró su casa: 2 Crónicas 28:24, 27 “Recogió Acaz los utensilios de la casa de Dios, y los quebró, y cerró las puertas de la casa de Jehová. Y durmió Acaz con sus padres, y lo sepultaron en Jerusalén, pero no lo metieron en los sepulcros de los reyes de Israel”. No fue considerado digno de ser sepultado en los sepulcros de los reyes de Israel.    

Acaz cerró las puertas de la casa de Dios, quebró los utensilios usados allí, en contraste el rey David se preocupaba por la casa de Dios, tanto que quiso hacerle casa a él, pero el Señor le dijo que la construiría su hijo Salomón, pero David ahorró y por eso en sus últimos años dijo a Salomón y a la asamblea de Israel:

“Con todas mis fuerzas he preparado para la casa de mi Dios: oro para las cosas de oro, plata para las cosas de plata, bronce para las de bronce, hierro para las de hierro, madera para las de madera, toda clase de piedras preciosas y mármol en abundancia”. 1 Crónicas 29:2. Y encomendó a Salomón construir la casa para Dios.

Vemos entonces que el rey Ezequías decidió no seguir el ejemplo de su padre Acaz, sino el ejemplo de su antepasado el rey David. Nuestros antepasados determinan tanto nuestra vida, como nosotros mismos lo permitamos. 

Conclusión: Vemos en el corazón del rey David un gran afecto por la casa de Dios, también el rey Ezequías amó no sólo la casa de Dios, sino a Dios mismo, y buscarlo determinó su éxito como rey de Israel. Cuando decidimos seguir el consejo de Dios y hacemos su voluntad, cosecharemos su respaldo y bendición.        (Escrito por pastor Gonzalo sanabria). 





Te invitamos a leer el sermón: "LIBERTAD PARA EL PUEBLO DE DIOS" 

.

sábado, 25 de noviembre de 2017

Introducción: Nos dice la Biblia que no podemos ignorar las maquinaciones del enemigo, éste siempre procura dañar y estancar los planes de Dios con sus hijos. Debemos siempre ejercer el discernimiento y utilizar las armas espirituales que el Señor Jesús nos ha dado, así avanzaremos en victoria, pues en Cristo somos más que vencedores. Dios es nuestro escudo y fortaleza, él es nuestra victoria. La fe en Dios nos lleva a conquistar lo que él ha planeado para nuestra vida... 

jueves, 23 de noviembre de 2017

Adquiere nuestro nuevo libro: El Espíritu Santo. Sumérgete en el conocimiento del Espíritu de Dios.   

Este libro está compuesto por veintisiete capítulos basados en la palabra de Dios, cuyo énfasis es dar a conocer la obra, fruto y revelación del Espíritu Santo en la vida del cristiano. 

Dios desea darnos a conocer a Aquel que mora en nosotros, pues como hijos de Dios somos templo del Espíritu santo. En éste libro encontrarás respuestas a preguntas como:

¿Qué tanto conozco al Espíritu Santo? ¿Tengo una verdadera amistad con él? ¿En qué consiste el fruto del Espíritu Santo y cómo fluir en él? ¿Qué significa ser templo del Espíritu Santo de Dios? ¿Cómo identificar su voz o su dirección? ¿Qué significa ser lleno del Espíritu Santo?  Entre otras.        

Para adquirir éste nuevo libro ingresa ahora a la siguiente dirección: “EL ESPÍRITU SANTO. Sumérgete en el conocimiento del Espíritu de Dios"


Mateo 3:11 “Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento;  pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo;  él os bautizará en Espíritu Santo y fuego”.

Gracias Dios por enviar tu Santo Espíritu a nuestra vida.


Por pastor Gonzalo Sanabria. 
.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Cristo es nuestra ayuda.
Introducción: Cuando por diversas crisis o problemas aparece el temor, o ante la presión de la tentación o prueba somos débiles, debemos acudir o correr a Cristo, él es nuestro sumo sacerdote y por eso nos comprende perfectamente, él puede entonces ayudarnos y darnos la fuerza para superar el momento difícil. Cada dificultad en nuestra vida es una oportunidad para ver la gloria del Señor, por eso Jesús dijo: “¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?”…   




Sermón: Cristo es nuestra ayuda.


El miedo y la esclavitud desde Hebreos 2:14-16.

Jesucristo “destruyó por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es al diablo, y librar a todos lo que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre. Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham”.

La Biblia nos dice que la victoria de Jesús en la cruz trajo libertad. Muchos estaban durante toda su vida sometidos a esclavitud, y esa condición se debía al miedo de la muerte. El miedo genera esclavitud, pues la persona vive atada o ligada a la expectativa de la ruina que vendrá, la enfermedad que llegará, la caída o fracaso que tendrá, etc. En contraste la fe es la expectativa por la bendición de Dios que vendrá.

Esta provisión, es decir la libertad de aquella influencia del imperio de la muerte, no fue dada para los ángeles, sino para los descendientes de Abraham (recordemos que la Biblia nos dice que los que somos de la fe somos descendientes de nuestro padre Abraham, Gálatas 3.7 y Romanos 4:16). Por tanto, por la obra de Cristo la influencia del imperio de la muerte es destruida sobre los hijos de Dios.
  
Cristo es nuestro sumo sacerdote, Hebreos 2:17-18.

a) El poder de la muerte es el pecado, y Jesucristo es la solución para ambas cosas.

Comentario: En este versículo se nos dice que el Señor Jesús participó de carne y sangre identificándose con nosotros, y por lo que vino a ser nuestro sumo sacerdote misericordioso (porque nos comprende y tiene compasión) y fiel (porque siempre estará allí para ayudarnos).

Entonces Dios no sólo nos ha equipado con su poder y armas espirituales, sino que el mismo Señor Jesucristo estará a nuestro lado para ayudarnos.      

b) “Cristo es poderoso para socorrer a los que son tentados” ¿esto qué significa?

Destaca en primer lugar el poder de Jesucristo el Señor quien venció la muerte y los poderes del infierno, con su infinito poder él socorre a quienes enfrentan la tentación. Aquí la palabra “socorrer” se traduce del término griego “boetheo” que además significa:

Venir en ayuda de alguien;
Acudir en auxilio;
Correr ante un clamor.   

El enemigo sabe que un hijo de Dios no va a pecar de la noche a la mañana, así que procura valerse de la tentación para hacerlo pecar, y con esto activar su imperio dela muerte contra el cristiano. En ésta situación de tentación debemos acudir a Cristo, nuestro gran sumo sacerdote quien vendrá con su gran poder para socorrernos, y levantarnos en victoria.   

Conclusión: Cristo venció en la cruz del calvario, él resucitó, nos ha dado su palabra, su Espíritu Santo, poder por su sangre y autoridad en su Nombre para que avancemos en victoria, quizá hemos dado lugar la enemigo de nuestras almas, es el tiempo para pedir perdón al Señor, y renovarnos en Cristo, pues el imperio de la muerte ha sido destruido.      (Escrito por pastor Gonzalo Sanabria).




Te invitamos a leer el sermón: "CÓMO TENER UN RESPALDO SOBRENATURAL DE DIOS EN MI VIDA" 

    

lunes, 20 de noviembre de 2017

Dios desea formar en nosotros su carácter.
Introducción: Conocer a Jesucristo el Señor es el más grande tesoro que una persona pueda alcanzar. Este es el primer paso del maravilloso camino de la fe, y nuestro Padre celestial da inició entonces a un proceso de formación y crecimiento en cada uno de sus hijos. Procura que su carácter sea formado en nosotros, y utiliza diversos medios, instrumentos, personas y situaciones en las que somos enseñados por él de manera especial y única…       




Sermón: Dios desea formar en nosotros su carácter.

El pueblo de Israel caminó por el desierto, y fue un tiempo en el que Dios deseaba formar su carácter en ellos, equiparlos para el futuro y para que su fe en él fuera sólida y fuerte.   

Dios procuró prepararlos para la batalla, pues en la tierra prometida enfrentarían gigantes, aunque inicialmente el Señor no los enfrentó al enemigo. Éxodo 13:17-18 “Dios no los llevó por el camino de la tierra de los filisteos, que estaba cerca; porque dijo Dios: Para que no se arrepienta el pueblo cuando vea la guerra, y se vuelva a Egipto. Más hizo Dios que el pueblo rodease por el camino del desierto del Mar Rojo. Y subieron los hijos de Israel armados”

Nos dice en primera instancia que el Señor no los llevó por tierra filistea para que no se desimanaran al ver la guerra, pero luego permitiría que ellos tuvieran batalla precisamente para crecer como soldados del ejército de Dios.  

Para que Israel no se devolviera a Egipto al ver la guerra, se hace el viaje por el camino del desierto del Mar Rojo. El texto nos dice además que “los hijos de Israel subieron armados”; entonces no basta con saber que Dios nos ha dado las armas espirituales, es necesario aprender a usarlas debidamente.

No usar las armas espirituales permite el cautiverio. Recordemos que la Biblia dice: “Mi pueblo es llevado cautivo por cuanto le faltó conocimiento”.

Es necesario como soldados del ejército de Dios prepararnos para la guerra, Éxodo 17:8-9 “Entonces vino Amalec y peleó contra Israel en Refidim. Y dijo Moisés a Josué: Escógenos varones, y sal a pelear contra Amalec; mañana yo estaré sobre la cumbre del collado, y la vara de Dios en mi mano”.

En esta ocasión ellos no huyen, sino que enfrentan al enemigo y mediante hombres escogidos y preparados, y con la oración de Moisés alcanzan la victoria y así continúan su camino hacia la tierra prometida.      

Como soldados de Dios debemos evitar la murmuración y la incredulidad, Números 14:2-3, 28-29.

En los primeros versículos de Números 14, podemos ver la incredulidad del pueblo de Israel, además cuestionan a Dios mismo, y expresan su deseo de mejor morir en el desierto. La fe es requerida para alcanzar los desafíos en Dios, sin ella no es posible alcanzar lo humanamente imposible.

Su incredulidad les impedía ver las futuras victorias en Dios, no podían ver la conquista de la tierra prometida y esto los llevó a morir en el desierto. Los versículos 28 y 29 nos dejan ver que ellos cosecharon lo que hablaron, al final recibieron lo que desearon: la muerte en el desierto.      

Es fundamental entonces creer en el poder de Dios, y confiar en la soberanía divina. Jesús nos enseña en el Nuevo Testamento: “De la abundancia del corazón habla la boca”.  

Josué y Caleb hablaron con fe ellos dijeron: “Subamos, y tomemos posesión de la tierra; porque más podremos nosotros que ellos… nosotros los comeremos como pan, su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová” Números 13:30 y 14:9. La fe nos lleva a hablar con confianza en el cuidado y poder de Dios a nuestro favor.

Conclusión: Algunas veces Dios permite que enfrentemos situaciones difíciles, y grandes obstáculos, pero todo esto tiene objetivos divinos, pues el deseo de Dios es que seamos formados en su carácter y de acuerdo a su propósito. Él nunca nos desamparará, siempre estará con nosotros y eso es lo más importante.           (Escrito por pastor Gonzalo Sanabria).  




Te invitamos a leer el sermón: "CUIDEMOS LO QUE DIOS NOS DA" 


     

sábado, 18 de noviembre de 2017

Dios nos llama de muchas maneras
Introducción: Algunas veces el corazón humano es tan fuerte y soberbio que sólo ciertas situaciones pueden hacerlo reaccionar para acercarse a Dios. Por ejemplo Jonás no quería ir a Nínive a predicar, y fue en el vientre de un gran pez donde oró al Señor para que lo sacara de allí para ir a Nínive. Entonces Dios quiere guiar nuestra vida y llevarnos al destino de su bendición…          




Sermón: Dios nos llama de muchas maneras


Cuidado con la soberbia y la autosuficiencia, 2 Crónicas 33:10.  

“Y habló Jehová a Manasés y a su pueblo, más ellos no escucharon”.

Lamentablemente el rey Manasés se había vuelto idolatra, y había llevado a todo Judá a la idolatría. Casi toda la nación adoraba a los baales, y se practicaba en abundancia el ocultismo, la brujería, la hechicería, etc. Él no había seguido el ejemplo de su padre el rey Ezequías, hombre temeroso de Dios y por esa razón fue bendecido en gran manera. 

Manasés decidió emprender su propio camino sin Dios, él pensó que podía desarrollar un mejor reino sin el consejo del Señor. Sin duda, esto fue un gran error, pues separados de Dios nada efectivo podemos hacer.

Por eso “Si no es Dios quien edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican; si Dios no guardare la ciudad, en vano vela la guardia” Salmo 127:1. Definitivamente necesitamos a Dios.

Nos dice la Biblia que “Dios habló a Manasés y a su pueblo, más ellos no escucharon”. El Señor nos habla de muchas maneras, en éste caso según el 2 Reyes 21:10, Dios envió a sus siervos los profetas, pero el rey Manasés y Judá no escucharon.

La palabra escuchar aquí indica atender, prestar atención. En primera instancia el diccionario hebreo Strong dice: “Levantar las orejas”. Con frecuencia usamos frases como: “yo ya sé” “no me diga más” “no moleste más con sus consejos”, etc. Dios nos habla una y otra vez, precisamente por amor, él no quiere que cosechemos el dolor al andar por el camino del mal.   

Lamentablemente los resultados de no escuchar el consejo de Dios son tristes, precisamente por eso el Señor nos habla para que no vivamos el dolor del sendero del orgullo y de la soberbia. Son éstos los que hacen sordo al pueblo del Señor, en contraste la humildad de corazón escucha la voz de Dios.

Conclusión: Dios ama a cada uno de sus hijos. Él se ocupa de hablarle a su corazón y lo hace de muchas maneras, desea llevarlo por el mejor camino. Es necesario renunciar a nuestro orgullo, atender el consejo de Dios y esperar en él, siempre Jesús nos da lo mejor.          (Escrito por pastor Gonzalo Sanabria). 




Te invitamos a leer el sermón: "CÓMO ENFRENTAR LAS DIFICULTADES" 

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

We are a participant in the Amazon Services LLC Associates Program, an affiliate advertising program designed to provide a means for us to earn fees by linking to Amazon.com and affiliated sites.

“Estudios y sermones.com Gonzalo Sanabria participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces ahttps://www.amazon.com/


SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE NUESTRO NUEVO LIBRO:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO DE SERMONES LISTOS PARA PREDICAR:

Adquiere nuestro libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES